Crónicas de Nosotros (Parte V : Bienvenido a México)

"P.D.: Voy a viajar el 30, te voy a hacer caso, me voy a dejar llevar e intentar no pensar."

Agosto
Al final no viajo el 30 como se había planeado, pero ese mes fue el mes mas largo de toda nuestra historia, reservas de avión, cambios de itinerario, largas noches en vela....

Septiembre
Llego el correo esperado: VIAJES .......se complace en brindarle su itinerario de viaje completo a través de Sabre® Virtually There®.

Haga clic aquí para acceder a su reservación en la Web o un dispositivo móvil....

El vuelo saldría el día 15 de septiembre, lo que significaba que estaría abrazándolo el día 16. Con la confirmación de su viaje también llegaron las dudas y los problemas, involucrando a terceras personas, llamadas interminables...

Lunes, 15 de septiembre....noche, y llego la llamada esperada, había llegado, su primer viaje solo a un país extraño...esa noche aun dormiríamos separados, todavía quedaban algunas horas de espera...largas horas de espera, sin dormir, con la emoción acumulada en el estomago y la garganta, no dormí nada esa noche, contando las horas que faltaban para el encuentro. 

Martes, 16 de septiembre.....Llegue al trabajo como zombie, presa de las manecillas de un reloj al que precisamente ese día se le había ocurrido ir mas lento. 
Hasta que finalmente se llego la hora de correr al aeropuerto. Mi nano y yo recorríamos el largo trayecto bajo una ligera lluvia, entonando en ratos las canciones de Serrat que se escuchaban en la radio del auto... íbamos tarde, el ya estaba esperando.
Al llegar al estacionamiento casi le arranco a la estúpida maquina el maldito boleto que tardo lo que parecieron horas en salir.
Al bajar del auto, respire profundo varias veces, limpie el sudor de mis manos, y eche a andar junto con mi hijo hacia la ultima puerta del lado izquierdo, no estaba ahí, gire mi cabeza hacia la derecha, y a través del pasillo de pisos de mármol beige lo vi, esperando frente a la puerta principal, con su maleta en las rodillas, su cabello despeinado, y su hermoso color oliva...
Le ordene a mis pies a controlarse y no correr, si lo hacia, lo mas seguro es que cayera de bruces delante de la gente, solo a mi se me ocurría llevar zapato de tacón alto ese día.
Le abrace, le bese, y a partir de ese momento mi nerviosismo se convirtió en alegría, con el pequeño monstruo de la duda y la certeza de que quizá fuera la ultima vez que lo viera pegando de gritos en mi cabeza...
Su acento extranjero se escuchaba absolutamente raro en mi entorno, el mate de las tardes en el trabajo lo era aun mas, los días se hicieron cortos, las noches todavía mas, pero dormir con el, sentir su cuerpo tibio en mi cama, a mi lado, ha sido, sin dudarlo por un segundo, de los momentos mas maravillosos de mi existencia.

Una borrachera, una confesión de amor dicha entre vino y desesperación, las preguntas y respuestas en silencio, lagrimas de despedida en la sala de espera de un aeropuerto frío y triste, días que volaron entre caricias y mordidas, días que atesoro, días que me llenan de nostalgia....besos que de a poco anunciaban el final.



2 comentarios:

Lluvia de abril dijo...

Una borrachera, una confesión de amor dicha entre vino y desesperación, las preguntas y respuestas en silencio, lagrimas de despedida en la sala de espera de un aeropuerto frío y triste, días que volaron entre caricias y mordidas, días que atesoro, días que me llenan de nostalgia....besos que de a poco anunciaban el final.

Y yo que hoy me había propuesto no llorar!!!! =(
Hermoso Abi, uno vive tus textos...
Besos de a montones...
Bel

Jose Flores dijo...

excelente Abi... nos has tenido pendientes de esta serie y es que es genial... gracias por tan buen aporte...