1,2,3,4 de 100 Sonetos y un Suicidio

I


ÓPERA PRIMA


Primer cuarteto de mi ópera prima

con mil cuatrocientos catorce versos,

tristes endecasílabos con rima

por culpa de los labios más perversos.


Mis palabras son chispas que maldicen,

me enfado con las musas que persigo,

ni soy tan mala gente como dicen

ni la gente es tan mala como digo.


El destino es quien rige y quien sortea,

prefiero herir con pluma a débil daga

para así sembrar ideas al barbecho.


¿terminar este libro?mi odisea,

leánlo despacio que empalaga

disfrutenlo si pueden, buen provecho.



II


SERVIDOR


Setenta y seis kilos de peso,

poseedor de una boca que no besa,

labios huérfanos de besos,

anarquista que añora a su princesa.


Huracan abatido por suspiros,

perdedor asiduo a no ganarte,

fusilado en la tapia de tu olvido,

candidato eterno para amarte.


Defraudado por los dioses que gobierna,

peregrino a la Meca de tus piernas,

pirata golfo hundido en las mareas,


confesor de los míseros secretos,

escritor de malditos cien sonetos,

que no leeré al no ser que tú los leas.



III


MI JUVENTUD


Mi juventud filtrándose en mis manos,

muriendo lentamente tan deprisa,

recuerdo de las lluvia en los veranos

ahogada en la ginebra de mi risa.


Promesa desfallida en los oficios,

vivir sin miedo y a mí antojo,

primeros coqueteos con mis vicios,

saltarse los semáforos en rojo,


y un rosal cuidado por mi abuela

y una madre que siempre me consuela,

y sepultar las tristezas al desván,


y viajar traspasando la frontera

y querer ser como uno que no era

y muchachas que te besan y se van.


IV


NACER LLORANDO


Para Isa y Lennon


Llegaste al mundo un día cualquiera

donde aún hoy te siguen aguardando,

¡malvenido! al mundo que te espera,

motivos sobran para nacer llorando.


Gatearas entre flores y misiles,

crecerás ignorando la tristeza,

rezarás (tonto más entre los miles)

a un Dios quien por ti,jamás te reza.


Caerás con villanos que corrompen,

perderás tantas veces la partida

respirando muerto a plazo fijo.


cordón umbilical:¿por qué te rompen?

deshaciendo el milagro de la vida:

la unión eterna entre madre e hijo.


Rubén Anyolini











5 comentarios:

Judith Castejon dijo...

Interesante... escuchaba el Bolero de ravel (mozart Vivaldi y compañía xD) -.- mientras lo leí jejeje una rara pero buena combinación Felicidades :)

Lluvia de abril dijo...

Rubén, claro que ya empecé a disfrutar tus sonetos, conociéndote un poquito más aquí y en Ciudad Sabina :)
Excelentes los sonetos II y III...
Besos
Bel

aBi dijo...

Wow! excelente!

Sharvelt dijo...

que gran estilo!!! en sus escritos hay fuerza, creatividad, sentimiento... me han gustado

saludos

RoqueV dijo...

La fluidez es excelente, el mensaje (o los mensajes) igual de asombrosos. Disfrute mucho leyendo esto.