El Faro, hasta el final.

Esta extraña manía que tengo de extrañarte, es un vicio, una espiral de sensaciones que se clavan como pequeñas agujas en mi piel y la resecan.
Trato de rehabilitarme, dejar de pensarte y de quererte al menos por un rato, pero en esa eterna lucha me pierdo y lo único que encuentro es el recuerdo de tu sonrisa.

No es fácil. 



Maldita sea!

No es nada fácil despertar y no encontrarte a mi lado en la cama, 

buscarte junto a mí mientras manejo, 
en un simple helado.
Y termino con los ojos mojados y salados, 
y te busco...te busco entre la gente, 
entre los libros, mis discos,
y una guitarra que no puedo tocar mas, 
me recuerda tu piel, tan lejana y triste, tan mía.

La soledad ha sido mi amiga estos días, 

le he contado nuestra historia, 
le ha gustado tanto que lloro junto conmigo cuando le hable de aquel primer instante en el que nos vimos.
Termino sonriendo, nunca la había visto sonreír,
esa vez lo hizo, realmente lo hizo!

El vacío no se llena, 

aun puedo sentir el hueco, 
ese profundo que tengo en el pecho.
Recuerdas?
Tu lo hiciste, 

un día de marzo en el que sin piedad me robaste el corazón 
y lo guardaste en el faro con doble llave, 
y si, 
pude ver cuando te la tragaste con una copa de vino y una rebanada de pizza.

Ven pronto, 

vuelve ya, 
porque las manos se me están arrugando, 
porque el cuerpo se convierte en una costra impenetrable y salada de tanto llorar.

4 comentarios:

Lluvia de abril dijo...

Nenaaaaaaaaaa me has hecho llorar... :(

"La soledad ha sido mi amiga estos días,
le he contado nuestra historia,
le ha gustado tanto que lloro junto conmigo cuando le hable de aquel primer instante en el que nos vimos."

Maravillosa imagen, que alguna vez también se cruzó en mi mente...
Gracias Abi...
Besos para vos...
Bel

Mariano dijo...

"Ven pronto,
vuelve ya,
porque las manos se me están arrugando,
porque el cuerpo se convierte en una costra impenetrable y salada de tanto llorar."

Muy buena descripción, Abi.

Besos!!

Jose Flores dijo...

La soledad ha sido mi amiga estos días,
le he contado nuestra historia,
le ha gustado tanto que lloro junto conmigo cuando le hable de aquel primer instante en el que nos vimos.
Termino sonriendo, nunca la había visto sonreír,
esa vez lo hizo, realmente lo hizo!

EXCELENTE ABI!!! la verdad esperaba algo mas subido de tono, jejejeje, pero me gusta también esta faceta mas nostalgicoromantica, muy bueno Abi, gracias por contribuirlo!

aBi dijo...

Jajajaja gracias Jose!!! me encanto eso de mas subido de tono...espera el próximo y veras :-P