Soneto desesperanzado

Hablando de hombre a hombre con el viento
no por loco, más bien por desquiciado
que ella ya no está más a mi lado,
le he contado este sórdido lamento

Y le he pedido hacerme un juramento
que por ver mi semblante derrotado
de inmediato el céfiro ha aceptado
por menguar un ardite mi tormento:

Que le lleve los besos que le ofrezco
que me traiga un suspiro y mi ilusión
que termine el suplicio que padezco...

Volvió el viento soplando decepción
mas le dije: tranquilo, te agradezco
que me partas de un golpe el corazón

Sergio W

5 comentarios:

Judith Castejon dijo...

me gusto el perfecto toque, que le da el final...
excelente sergio... siempre es un placer leerte....
:)

RoqueV dijo...

Bendito el poder expresivo que tenemos los seres humanos, para hacer que algo tan doloroso sea tan placentero de leer.

Saludos.

Lluvia de abril dijo...

Uffff estoy llorando de más está que te lo explique... =)
Hermoso Ser, sos tan generoso poeta como persona...
Se te quiere amigo...
Besos sin golpes de desilusión...

Bel

Jose Flores dijo...

excelente Ser... como siempre excelente... concuerdo con los 3 comentarios anteriores... simplemente genial...

Ezequiel dijo...

Creo a riesgo que dejar en evidencia mi mala memoria de que es el primer soneto que se presenta en el blog,y por supuesto es un fantástico aporte para este sitio:

"Que le lleve los besos que le ofrezco
que me traiga un suspiro y mi ilusión
que termine el suplicio que padezco..."

Sublime,y me quedo corto.