Solo un café

¡Vamos a tomar un cafe por la mañana!
parece un placer simple pero requiere de valor,
el valor para permanecer en el mismo lugar
hasta que amanezca.

Tus silencios no los reprocho,
pero son demasiado largos.
Tus ausencias, innecesarias,
porque solo se olvidan las cosas
cuando no son importantes.

Condenarme al oprobio de tu voluntad,
me parece una injusticia.
Nunca me ha ido bien
con los regimenes totalitarios.

Siempre he tenido problemas con la autoridad.

Verte tomar un cafe por la mañana
parece un placer simple pero requiere poner atención,
a todas esas cosas que en la  prisa parecen  irrelevantes.

Asi que hoy,
muerto de risa,
por tu negativa ante un placer tan simple.
Pasaré de largo...
y esperare pacientemente,
para  un dia
verte tomar un café por la mañana...






3 comentarios:

Abigail Duran dijo...

Maravilloso, simplemente así.
Éste texto se ha convertido en uno de mis favoritos!
Saludos!!!

Judith Castejón dijo...

Me identifico entre tus lineas.

Solo un café, me encantó...

Lluvia de abril dijo...

Muy bueno Gerardo!
Gracias por compartirlo...
Besos!
Bel