Si no quiere sufrir, no se enamore.






El circulo vicioso llamado amor, no encierra nada mas que reacciones químicas, sentimentalismo agridulce, vómitos de cursilerías matutinas (vespertinas y nocturnas también, a decir verdad) casi  como si de un embarazo se tratase, porque si a esto le sumas nauseas de lujuria acumulada en garganta, estomago y partes nobles, definitivamente es un embarazo amoroso.

Después de pasar por todas esas sensaciones achacosas del bebe amoroso llamado “relación”, viene la resaca, el ahogo en sentimientos de culpa provocados por el amor abortado, las horas del amargo despecho, canciones estúpidas, alcohol, una cuenta estratosférica del celular y por supuesto las típicas frases de “muérete maldito” (o maldita según sea el caso).

Realmente no se que sea mas feo, si el amor o el desamor; el amor nos hace sonreír como bobos, vemos y escribimos estrellitas, florecitas y corazoncitos en todos lados, la vida es de color rosa, es mas, ¡hasta el olfato nos mejora considerablemente!

El desamor, nos recuerda que estamos vivos, que podemos sentir dolor y vivimos el sufrimiento, la angustia de un corazón roto que nos trae moquientos y con los ojos hinchados, escupiendo amargura, y escribiendo estos textos para hacer remiendos con ellos de un muy maltratado corazón.

Así que, si no quiere sufrir, no se enamore, 
Si no quiere vivir intensamente una canción de José Alfredo, no se enamore,
Si no quiere volar con los ojos cerrados, no se enamore,  
Si no quiere remendar su corazón, no se enamore,
Si no quiere terminar escribiendo esta clase de textos, no se enamore.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ahi ta, el mejor remedio contra el amor; ahora... como evitar enamorarse? ;(
muy buen texto!!

Flora Chacon

Lluvia de abril dijo...

Excelente Abita!!!!
Yo:eterna enamorada, lo sabes!♥ :)
Besos por montones!!!!

Bel

Abi Finch dijo...

Muchas gracias por sus comentarios chicas!
Jejeje me hizo recordar la ultima lectura que tuvimos Flora, leí este, porque iba de acuerdo al tema recuerdas?
Ya hace falta!!!

Mariano dijo...

Muy buen desarrollo, desde una mirada irónica de una temática universal, y sobretodo un curioso pero muy cierto final:

"Si no quiere terminar escribiendo esta clase de textos, no se enamore."

Besos!

Gerardo Ibarra dijo...

Genial, me identifico plenamente con las partes buenas y las malas