Recuento Historico de una Noche Solitaria - I


En mi soledad acolchonada me encuentro
Ponderando sobre mi existencia sedentariamente
Mientras mi vista se pierda en las láminas del techo
Mi debate mental cada vez madurando a lo incoherente

La culminación de otro día melancólico se aproximaba
Otro saco de horas que dedique en coexistir entre los muertos
El vivo pensante entre las hordas de fallecidos idiotizados
Una verdadera pera entre hectáreas de olmos

Y es que la soledad paradójica no es un término familiar
Por lo tanto sé que muchos no la han de saber manejar
Pero como anteriormente lo he dicho
Es como sentirse como la aguja dentro de un pajal

Desesperante es por ratos, sentirse único en este globo
Grito en ciertos momentos, pidiendo calor y auxilio
Y a pesar de que rápidamente recibo lo exigido
La factura que se me cobra me deja aun mas inhibido

Para todos soy como un ave exótica
Con aquellos movimientos y conductas misteriosas
Los dejo en suspenso y curiosidad por un rato
Hasta que ya sus ojos se vuelven uñas filosas

Juzgado por no cantar las mismas tonadas de las gaviotas
Criticado por no comer de las mismas semillas que las gallinas
Cazado por las águilas que mueren de hambre envidiosa
Satirizado por los tucanes y la guacamaya malhumorada

El exilio una vez más la moneda que debo pagar
Porque del calor humano y la interacción me decidí alimentar
Siempre con el conflicto neuronal
Si todos somos iguales, porque es que no nos podemos relacionar en paz?

Inútil fue el desear en grande
Aquellas esperanzas de que el colectivo compartiera ideas
Doloroso fue el volar tan alto sobre corrientes de fantasía
Ahora quedo enterrado, alas rotas, mente en caos

Fue mi tarea actuar antes de que hubiera sido demasiado tarde
Preventivo a que me perdiese y tomara gusto por herir y lastimar
Una jaula impenetrable de cristal pensé y en ella me di a encerrar
En ella sintiéndome siempre seguro, a nadie puedo tocar!

Cada día es la misma rutina
Salir de mi cueva a cumplir con lo que este mundo me pida
Manteniendo siempre mi distancia humana prudencial
Por ratos me siento una obra de arte que se le antoja vagabundear

Prefiero mi obviedad invisible sobre tanta interacción social
Ya que con cada día mi paciencia se encana y envejece
Mi tolerancia para los tontos, estúpidos e ignorantes decrece
Así que mejor solo ser apreciado de lejos, para evitar la mala suerte

La culpa es mía, la culpa es de todos
Tanto por incomprensión colectiva como orgullo icónico
Pero, que tan difícil es ceder y ser cedido de todos modos?
Si tan solo fuesen más indiferentes todo sería tan hermoso

Avanzando a buen paso progresaba mi justificación aislante
Cuando mi cuerpo hizo un llamado de necesidad impactante
MI ser extrañaba a su afectiva alienígena
Aquella que supo romper mi jaula y con intensidad abrazarme

Era el comienzo de otra noche más
Una de esas salidas de luna en las cuales me siento solo e insignificante
Una de esas instancias en las cuales me encuentro de los más filosofante
Pero ahorita todo eso debía tomar un respiro un tanto relajante

Era la hora de saludar vigorosamente a mi ardiente amante...

5 comentarios:

Mariano dijo...

Me encanta Roque tu manera de describir, como manejás los tiempos y vas diciendo todo en su debido momento.

Un abrazo!!

Lluvia de abril dijo...

Desesperante es por ratos, sentirse único en este globo
Grito en ciertos momentos, pidiendo calor y auxilio
Y a pesar de que rápidamente recibo lo exigido
La factura que se me cobra me deja aun mas inhibido

Excelente Roque!!!! Tenés como dice Eze una manera de describir los momentos en los tiempos exactos y tus palabras son precisas y emocionan...
Besos!!!
Bel

aBi dijo...

La culminacion de otro dia melancolico...
Excelente!

Flora Isela Chacón dijo...

el comienzo de una noche más, y el encuentro de una manera peculiar de "poetizar"
felicidades

Jose Flores dijo...

Muy bien Roque!!! al principio me perdí un poco pero a medida avanzaba, no había necesidad de explicación alguna... me identifiqué mucho en muchas partes y menos en las menos... saludos !