Laberinto de palabras

LABERINTO DE PALABRAS

A Ezequiel Mariano,por guiarme.

Como un niño estrenando primaveras
inaguro el papel donde os escribo,
laberinto de palabras verdaderas,
mientras latas corazón,estaré vivo.

Desenfundo la pluma del deseo
a sabiendas de saber que no me quieres,
piedad tengan Esperanza y Don Morfeo
por dejarme bien despierto en los laureles.

¿gustarán estos ripios mercenarios?
¿quedarán enemigos solitarios
aplaudiendo con tesón y sin excusas?

¡cuántos años caben en mis ventiseis!
si por mí se pregunta me veréis
relamiendo los pezones de las musas.

Rubén Anyolini

5 comentarios:

Mariano dijo...

"Desenfundo la pluma del deseo
a sabiendas de saber que no me quieres,
piedad tengan Esperanza y Don Morfeo
por dejarme bien despierto en los laureles."

Rubén, bienvenido al Laberinto!!

Y con que gran soneto!!

Aclaro que no se en que pude guiarte, a lo sumo me quedo con el crédito de haberte invitado, pero no puedo presumir de más que eso.

Ahora no tienes excusa alguna para no publicar los sonetos que te reclamo bastante seguido.

Un abrazo y una vez más bienvenido!

Betodeth dijo...

Bienvenido Brother , buen poema un saludo y que la pases de maravilla, exelente!

Jose Flores dijo...

Bienvenido Rubén, buena entrada con un buen soneto, buen poema, el final me fascinó, excelente!

Anyolini dijo...

muchas gracias¡¡¡encantado de perderme en este laberinto¡¡¡

Lluvia de abril dijo...

"Como un niño estrenando primaveras
inaguro el papel donde os escribo,
laberinto de palabras verdaderas,
mientras latas corazón,estaré vivo."

El soneto es hermoso Rubén, remarco el incio porque me sentí totalmente reflejada en esa sensación de estar frente a la hoja en blanco...
Que bueno que estés entre nosotros y que puedas perderte en este laberinto lleno de palabras y de amigos...
Besos...
Bel