Te quiero lo más que puedo



TE QUIERO LO MÁS QUE PUEDO

Te quiero lo más que puedo,con la moneda falsa del
escaso vuelto que me devuelve a diario la sociedad,
con más arrugas que sueños,con bostezos sobre el mantel,
con urgencias,con ganas y miedos pero con sinceridad.

Con sombras en mis ideas,con excepciones y olvidos,
con calambres que me hacen reír y chistes para llorar,
con pozos,con besos,con penas de tiempos perdidos,
con resbalones y silencios pero nadando en tu mar.

Con humedad en los otoños,pasos cansinos,arenales,
fogatas,incendios,con más cobardía que partidos ganados,
a los tumbos,otario,falso toro en tristes corrales,
protagonista de errores sin casting(pero enamorado).

Te quiero como me dejan las horas que cacarean pero no ponen huevos,
te quiero,medio muerto,dormido,al que madruga Dios lo ayuda y es cierto,
porque lo hago solo porque de noche cuando vuelva naceré de nuevo
en el cuarto de pensión de tus labios que son mi penal y mi fusilamiento.
Te quiero empuñando milagros en la lucha constante de sobrevivir,
te quiero,paranoico y trotando de espaldas sobre la cornisa,
y quizá sea por quererte con tantos defectos para repartir
que me salva ser un tipo honesto que viola la ley traficando sonrisas.

Te quiero lo más que puedo,los latidos discuten,
la gente pelea en la calle tal vez sin razón,
y yo mordiendo alfileres dejo que se insulten,
solo en que te amo sé que tengo razón.

Con más excusas que ternuras,con hielo en la voz,
con recovecos,ríos,estrechos,estrellas y amarguras,
con domingos de setiembre,café,flores y tos,
con un congreso que no aprueba que sea avenida tu cintura.

Con calles albergando soledades,con más sindicatos
que escuelas,más misiles que banderas,más mercaderes
que mercados,más oficinas que carnavales improvisados;
menos mal que las caricias no nos cobran alquileres.

Te quiero con menos rosas que quejas,con platos rotos e inconciencia,
pero si fuerámos perfectos,¿Que gracia tendría no poderse superar?
Si tomamos la sopa de la certeza no cenaremos el postre de la imprudencia,
ese que suele regalarnos algo nuevo para que la memoria nos pueda fotografiar.
Te quiero como me sale,mal afeitado,desmemoriado y descolorido,
me muevo cuando tengo que ser estatua,me quedo quieto en la maratón,
que rápido muere el domingo y la nueva semana me descubre vencido,
aunque quizá mañana te encuentre en la playa quitándote la ropa sin preocupación.

Te quiero con varios pelos de tonto,perro impuntual,inconformable,
defraudando todo el tiempo...A los que creen que el amor es el timador,
a esos que suponen que en las parejas libres ninguno resulta confiable,
será que edifican sus comentarios con la calma de no haber sentido amor...

Te quiero con la mirada en el alma,con los suspiros que roban los sentidos,
te quiero así,marinero que no nada si se hunde en tu martes 13,tempestad
de un olvido que derrapa,criminal adormecido,quítame los adjetivos,
pero no me dejes con mi vida descargando mi esperanza por la mitad...

Te quiero acobardado,
en punto muerto,
profético,enredado,
en la salud de la enfermedad
de un bolsillo tuerto,
ángel y luz de mi guarda,haz llorar a mi soledad...

Mariano

6 comentarios:

Iván dijo...

esto quizas sea eso que llaman amor...

un bello escrito

Judith Castejon dijo...

me gusto ese toque tuyo en cada palabra...

Te quiero con menos rosas que quejas,con platos rotos e inconciencia,
pero si fuerámos perfectos,¿Que gracia tendría no poderse superar?
Si tomamos la sopa de la certeza no cenaremos el postre de la imprudencia,
ese que suele regalarnos algo nuevo para que la memoria nos pueda fotografiar.

me encanto y encantada te digo que esta excelente.

Jose Flores dijo...

aunque no estoy del todo seguro de no haberlo leído, si lo hice, jamas lo interpreté como ahora, no menos que excelente Ezequiel, y no menos de lo que esperaba de vos, a veces ese sentimiento genera reacciones tan confusas, pero como dicen las malas lenguas, que eso solo hace la vida mas insufriblemente disfrutable!!!
un abrazo hermano!

Federico Vargas dijo...

Eze:

Yo no soy tan buen analista de poemas como lo eres tu, pero si te puedo decir que me gusto mucho.

Te mando un fuerte abrazo.

Lluvia de abril dijo...

Con más excusas que ternuras,con hielo en la voz,
con recovecos,ríos,estrechos,estrellas y amarguras,
con domingos de setiembre,café,flores y tos,
con un congreso que no aprueba que sea avenida tu cintura.

Simple y sencillamente adoro este poema Mariano Ezequiel...
Miles de besos...

Bel

Sergei dijo...

¿Quién es Mariano? jajaaa
Eze, si tuviera esa maravillosa imaginación que tenés vos, de seguro ensayaría un comentario digno de tus espléndidos verso-imagen-mental, metáforas que ridiculizan a las mentiras, esas comparaciones dignas sólo de un Ezequiel-Mariano-Poeta que me giran la cabeza del alma como a Linda Blair pero no de endemoniado sino de la sorpresa, el placer y el júbilo de leerte !

Por favor seguí tomando toda la vida esa pastilla que de seguro tomás para escribir así!!, porque es maravillosa!!!

Un fuerte abrazo !!!!!!!!!