El llanto de los inocentes
















El llanto de los inocentes

Son ellos, los que lloran,
por un amor imposible
que se aferra a no morir.
A cada instante añoran
a un corazón insensible,
que se empeña en partir.

En silencio, a cada paso,
van pidiéndole al destino
que lo haga regresar.
En su mente cada trazo
de su rostro sigue vivo,
aliviando su pesar.

Sobreviven de ilusiones,
de los besos que no han dado
y de caricias sin sentir.
Reviven viejas pasiones,
se alimentan del pasado
que los ayuda a seguir.

Ellos sueñan cada día,
y en secreto cada noche
acicalan sus heridas.
No entienden la cobardía,
ni comprenden los reproches
de amores homicidas.

Son ellos, fieles amantes,
los que sufren en silencio
y no se cansan de esperar.
Son ellos, los inocentes,
los que han de pagar el precio
por quien no ha aprendido a amar.


Federico Vargas Angeles (Fd Ner Tamid)

2 comentarios:

Lluvia de abril dijo...

"En silencio, a cada paso,
van pidiéndole al destino
que lo haga regresar.
En su mente cada trazo
de su rostro sigue vivo,
aliviando su pesar."

Preciosos versos Fede... Quien no ha sido alguna vez el que le pide al destino...
Gracias por compartir tus poemas con nosotros...
Besos muchos!!!
Bel

Federico Vargas Angeles dijo...

Gracias Bel, un placer estar aquí de nuevo.