El Adiós



Guárdate tus besos, amargos, desganados,
Regálame tu adiós, simple, callado,
Esconde tu ausencia debajo de las letras,
Huye con la certeza del amanecer.

Olvida el obsequio de mis piernas,
Piérdete en las sombras de tu habitación,
Duerme abrazado a la almohada
Sueña que aun tienes mi corazón.
 
Escúchame en el poema de la primavera,
Añora entero mi ser,
Canta con la boca llena,
Uva, tinto, y ayer.

Adopta el voto del silencio,
Muérdete la lengua mentirosa,
Captura en el viento mis olores,
Curaran tu mal de amores.

Devuélveme la piel morena,
Acúsame de brujería puto,
Aborrece mis caricias,
Justifica el dolor de miel.

Abrázate a la esperanza,
Llora en el atardecer,
Discúlpate con mi sonrisa,
Cree, que yo nací ayer.

7 comentarios:

Mariano dijo...

Poema totalmente descarnado y directo.

Tomando una vieja frase de Silvio Rodríguez y adaptándola a la situación:

Porque, si no, ¿para qué es que se escribe,
sino para revolver todo al escribir?

Besos, Abi, me gustó mucho el poema.

Flora Isela Chacón dijo...

me lo conozco bien... felicidades Abi como siempre! :D

Abi Finch dijo...

Muchas gracias Mariano!
Flora, yo se que lo conoces, jajaja forma parte de los ejercicios textuales...

Lluvia de abril dijo...

Abita de mi corazón que letras!!!
Me quedé muda... Me encantó!
Besos de a muchos...

Bel

RoqueV dijo...

Definitivamente una expresion de emocion muy fuerte.

Me encantó leer esto.

Juanjo Guzmán dijo...

uff !, genial ,muy expresivo, me encanto ! muy lindo el blog :]

Abi Finch dijo...

Muchas gracias a todos!!!
Besos!!!